Hoy más que nunca es muy importante mantener la limpieza y desifencción de tu vehículo para proteger a tu familia y tu tranquilidad. Si normalmente haces lavar tu auto como un servicio, este es un buen recurso para asegurarte de que tu Lincoln reciba una limpieza profunda. O puedes aprovecharlo para encarar un proyecto de limpieza profunda en casa y aprender a hacerlo con efectividad.

Esta es una buena lista de artículos para comenzar:

  • Una aspiradora de auto con accesorios de cepillo y boquilla estrecha
  • Hisopos de algodón
  • Limpiador de plástico y vinilo
  • Jabón común
  • Limpiador de tela
  • Limpiador de cuero
  • Eliminador de manchas
  • Toallas de microfibra o de papel
  • Espray limpiador
  • Removedor de insectos y alquitrán
  • Detergente para autos
  • Barra de masilla
  • Cera y aplicadores
  • Limpiador de vidrio sin amoníaco
  • Limpiador de ruedas
  • Guante de lavado de lana de cordero
  • Paños para pulir
  • Cepillo de cerda natural o de nylon
  • Cepillo pequeño para detalles
  • Cubo de lavado
  • Manguera para agua

Limpieza profunda

Al igual que el lavado de manos, el agua y el jabón es la mejor defensa para tu vehículo contra los microbios que se acumulan el áreas de alto tránsito. Utilizar jabón de uso doméstico en las superficies de mayor contacto de tu vehículo es una práctica segura, pero no dejes de leer la etiqueta del producto antes de aplicarlo sobre el cuero. Para prevenir daños, evita refregar con fuerza o usar cepillos de cerda dura. También deberías evitar usar aerosoles y paños de limpieza que contengan fragancias cítricas (hidrocarburos terpénicos/limoneno) y/o agentes de limpieza (hipoclorito de sodio). Además, todos los productos desinfectantes que se aplican por medio de aerosoles no son recomendados. Ten en cuenta que los daños provocados a tu vehículo como resultado de usar productos no recomendados puede anular la garantía.

Presta más atención a las áreas de mayor contacto, entre ellas:

  • Volante
  • Cinturones de seguridad
  • Portavasos
  • Palanca de cambios
  • Controles remotos
  • Manijas interiores de las puertas
  • Consola central
  • Apoyabrazos
  • Pantallas táctiles
  • Controles de sonido
  • Botón Encender/Detener
  • Controles de espejos/asientos/ventanas
  • Espejo retrovisor

Aspirar

Comienza con la alfombra, los asientos, el tablero y las zonas de carga traseras o estanterías. Un accesorio de aspiradora con cepillo ayuda a arrancar la suciedad persistente; un accesorio de boquilla estrecha limpiará los lugares difíciles de acceder, como debajo de los asientos.

Limpieza de asientos

Para asientos suaves al tacto, aplica limpiador de telas con una esponja y deja que se asiente. Una vez seco, aspíralo y elimina los restos del limpiador con una toalla limpia.

Para asientos de cuero, quita manchas y residuos con un limpiador de cuero, una toalla limpia y leve presión. Hazlo con suavidad, ya que refregar con fuerza podría retirar el tinte.

Acabado interior

Pule los detalles del interior con un limpiador de plástico y vinilo. La mayoría de los limpiadores ofrecen el beneficio agregado de brindar una protección prolongada una vez que secan. Aplica con una toalla limpia para eliminar partículas y residuos secos. No olvides las zonas difíciles de alcanzar como el panel de instrumentos, los emblemas, los interruptores, las rejillas de ventilación, el sistema de audio y el tablero. Tus hisopos de algodón pueden ser útiles para estos pequeños detalles.

Lavado del exterior

Estaciona el vehículo en la sombra, luego lávalo con un cubo de detergente para auto y un guante de lavado de lana de cordero. Una vez más, enfócate en las áreas de mayor contacto, como las manijas de las puertas, los bordes de las puertas y los seguros. No olvides el capó, el seguro trasero y la cajuela. Enjuaga el vehículo con una manguera de jardín de arriba hacia abajo. Seca con una toalla de microfibra, comienza por las ventanas y luego continúa con la pintura. Siempre deja secar en la sombra y asegúrate de que esté completamente seco antes de que se formen manchas.

¿Cómo evito que se dañe la pintura?

Cuando un vehículo queda en el exterior, puede verse expuesto a factores natuales perjudiciales. La exposición de tu vehículo en el exterior puede dañar el acabado o provocar, posiblemente, costosas reparaciones. Si no puedes guardar tu Lincoln en un garaje, recomendamos utilizar fundas para autos para exteriores.

En caso de que estaciones y guardes tu Lincoln por un período prolongado, consulta nuestros consejos en Cómo mantener tu vehículo durante períodos de inactividad.

¿TE RESULTÓ ÚTIL?